PROMETEO ENCADENADO

May 6, 2018 | Author: Anonymous | Category: Documents
Report this link


Description

ANÁLISIS DE LA OBRA: Prometeo encadenado PROMETEO ENCADENADO AUTOR: esquilo GÉNERO LITERARIO: Dramático LOS PERSONAJES PRINCIPALES: - Fuerza (Cratos) - Violencia (Bía) - Prometeo - Hefesto - Coro de oceánidas - Océano - Ío - Hermes Biografía: Esquilo nació en el 525 a.c en Eleúsis. Fue el primero de los más grandes dramaturgos que ha dado vida a la historia de Prometeo. Se sabe que en su juventud luchó en las grandes batallas que enfrentaron a Griegos con los Persas, como fue la batalla de Maratón o la de Salamina, y ello le influiría de manera significativa en sus obras. De la gran cantidad de tragedias que escribió, se le conocen unas 79, se han conservado siete de ellas como son las siguientes obras OBRAS: _ Las suplicantes _Las persas _Los siete contra Tebas _Agamenón _Las coeforas _Las Euménides y _Prometeo encadenado Ámbito Geográfico: La Grecia Antigua. En los límites fronterizos entre Europa y Grecia. En la región de Escitia. Ámbito social espiritual Tiene una influencia en la mitología dela antigua Grecia, esta mitología era politeísta ya que menciona a más de una divinidad. Tema central: El sufrimiento humano es el tema principal en el teatro esquileo, un sufrimiento que lleva al personaje al conocimiento y que no está reñido con una fuerte creencia en la justicia final de los dioses. Argumento: La obra Prometeo encadenado presenta al dios Prometeo que fue castigado por Zeus debido a que le entrego el fuego a los hombres. Los personajes que aparecen en el prólogo junto a este dios son Hefestos y el Poder. En el prólogo, Hefestos encadena a Prometeo a una roca en contra de su voluntad y el Poder lo ayuda para que termine su misión encomendada por Zeus. A continuación Prometeo se lamenta por su desgracia pero acepta su castigo mandado por Zeus y no se arrepiente de haberles dado el fuego a los humanos. Profecía sobre el destronamiento de Zeus Prometeo predice también que Zeus será destronado mediante un emparejamiento del que no puede dar más datos pero que producirá un hijo más fuerte que su padre. Solo podría librarse de este destino si un descendiente de Zeus lo libera de sus cadenas. En ese momento aparece Hermes, a quien Zeus ha enviado para instar a Prometeo a que revele con claridad la profecía. Prometeo se niega e indica a Hermes que prefiere ser desgraciado a ser un siervo de Zeus como es él. Pero Hermes le amenaza con que si se niega a hablar primero Zeus provocará una tempestad que hará que la cumbre de la montaña bajo la que está caiga encima de él y más tarde un buitre acudirá todos los días a devorar su hígado. Prometeo dice que no piensa ceder y que todo eso que le anuncia ya lo sabía. La tempestad anunciada por Zeus ya da inicio. Prometeo Liberado Aunque sólo once fragmentos [1] han sobrevivido de este posible teatro, se atribuye a una continuación de la única obra conservada, es posible deducir la trama: Traducida al Latín por el orador Cicerón, la obra comenzaría con una reunión entre Prometeo y un coro de Titanes, supuestamente liberados por Zeus del Tártaro, tras haber pedido clemencia el Titán de Fuego. Estructura La tragedia clásica griega se estructura en las siguientes partes. No se conoce cómo se desarrolló realmente esta forma de composición, por la ausencia de autores, pero es seguro que son los tres trágicos griegos principales (Esquilo, Sófocles y Eurípides) adquiere su plenitud. • Prólogo: Es una parte completa de la tragedia que precede a la entrada del coro. A veces se incluye y a veces no. Su desarrollo está a cargo de un dios, diosa o algún protagonista, puede ser monologado o dialogado, y expone el asunto por tratar en la obra. • Episodios: Es la parte de la tragedia que se halla entre cantos completos del coro. Constituye los diálogos entre los autores o un actor y el corifeo y equivale a los actos de las tragedias posteriores. • Cantos del coro: Esta forma estructurada constituye uno de los rasgos originales de origen dionisíaco de la tragedia. Es de una importancia central, ya que es, por decirlo así, el que da unidad a la pieza dramática. La entrada del coro se denomina PÁRODOS, y sus cantos ESTÁSIMOS. La salida de éste, ÉXODO. ORGANIZACIÓN SECUENCIAL  La organización secuencial es lineal. Las acciones se presentan organizadas en una secuencia continua, con la presencia constante de Prometeo. Sin embargo, este relata a sus visitantes acciones ocurridas con anterioridad, las cuales no se representan sobre el escenario. CONTEXTO  La obra está basada en el mito de Prometeo, un titán. Etimológicamente, el nombre del titán proviene de "Pro", antes y "Metheus", cuidado, previsor. Prometeo había engañado a los dioses haciendo que recibieran la peor parte de cualquier animal sacrificado y los seres humanos la mejor. Además, había robado el fuego para entregárselo a los mortales y por eso fue castigado por el dios Zeus. Además, Prometeo poseía el conocimiento profético de la persona que un día derrocaría a Zeus, pero rechazaba divulgar esta información. ENCADENAMIENTO  Fuerza y Violencia, junto con Hefesto, llevan preso a Prometeo para que este sea encadenado en una roca, en la región de Escitia. Fuerza apremia a Hefesto para que cumpla la orden de Zeus y encadene al titán. Hefesto tiene sus dudas, porque Prometeo es pariente suyo, pero sabe que no puede desobedecer a Zeus, así que cumple la orden. Una vez encadenado, Prometeo se lamenta por su destino: Por haber proporcionado un privilegio de los mortales me veo uncido al yugo de esta necesidad, desdichado. También señala que Zeus acudirá a suplicarle para que, por sus conocimientos proféticos, le revele el plan por el que se le pretenderá despojar de su calidad de rey de los dioses. Prometeo insiste en que no piensa revelarlo hasta que no sea liberado de sus cadenas. Luego explica que estuvo de parte de Zeus en la lucha que mantuvo contra los titanes. Sin embargo, se opuso a que la raza de los mortales fuera aniquilada por Zeus, concediendo a éstos el fuego así como ciegas esperanzas. Después llega Océano. En primer lugar aconseja a Prometeo que deje de injuriar a Zeus puesto que podría sufrir por ello peores castigos y además le ofrece su ayuda, diciéndole que intentará conseguir su liberación. Prometeo, sin embargo, insiste en que se mantenga alejado del asunto para evitar sufrir castigos como ya sufrieron Atlas o Tifón. Océano se va y Prometeo sigue explicando cómo benefició a los mortales: les enseñó a predecir el movimiento de las estrellas, los números, la escritura, el uso de los animales para trabajos agrícolas, LA TRANSFORMACIÓN DE ÍO  Llega después Ío, que había sido transformada en ternera. Ío explica a las Oceánidas la causa de su transformación: constantes sueños la habían advertido de que Zeus deseaba unirse a ella y tras consultar y obedecer los oráculos, Ínaco, su padre, la había expulsado y desde entonces se había transformado en ternera y había sido vigilada por Argos por orden de Hera hasta que éste murió, pero desde entonces seguía siendo constantemente picada por un tábano y caminaba errante por el mundo. Profecía sobre el destino de Ío  Ío había pedido a Prometeo que profetizase cuál será su futuro y éste le dice que, tras atravesar la tierra de los escitas, llegará a la de los cálibes. A continuación debe atravesar el Cáucaso hasta llegar a tierra de las Amazonas, que le indicarán la ruta a seguir, que será atravesando el estrecho del Bósforo hasta llegar a Asia. Profecía sobre el destronamiento de Zeus  Prometeo explica también que Zeus será destronado, a través de una boda de la que no puede dar más datos pero que producirá un hijo más fuerte que su padre. Solo podría librarse de este destino si un descendiente de Zeus lo libera de sus cadenas. En ese momento aparece Hermes, a quien Zeus ha enviado para instar a Prometeo a que revele con claridad la profecía. Prometeo se niega e indica a Hermes que prefiere ser desgraciado a ser un siervo de Zeus como es él. Pero Hermes le amenaza con que si se niega a hablar primero Zeus provocará una tempestad que hará que la cumbre de la montaña bajo la que está caiga encima de él y más tarde un águila acudirá todos los días a devorar su hígado. Prometeo dice que no piensa ceder y que todo eso que le anuncia ya lo sabía. La tempestad anunciada por Zeus ya da comienzo.  PODER.-  En la obra de Esquilo, Poder se caracteriza por ser lleno de audacia, pero no compasión; violento, rudo, inflexible. FUERZA (CRATOS)  Colérica, vengativa, violenta. VIOLENCIA (BÍA).-  HEFESTO (o EFESTO).- Hijo de Zeus y de Hera o, según otra versión, de Hera sola, celosa como estaba porque Zeus había tenido a Atenea sin el concurso de ella. Hefesto (o Efesto) tiene un aspecto feo y cojea de ambas piernas. La razón de esta cojera fue que Zeus le arrojó del Olimpo por haber tomado partido por su madre en una querella entre Hera y Zeus. Hefesto cayó sobre la isla de Lemnos quedando cojo para siempre. Según otra versión, fue la propia madre la que le arrojó al mar al verle tan feo. Hefesto fue educado por Tetis y tuvo por esposas a varias diosas, pero sobre todo a Afrodita que le fue infiel muchas veces, especialmente con Ares. Hefesto es el dios de las forjas y de la metalurgia que hace las armaduras de los dioses. Hizo la armadura de Aquiles, el tridente de Poseidón, la coraza de Heracles, la égida de Zeus… Su inventiva era grande y realizó una trampa para cazar a Afrodita y Ares en pleno adulterio para que los dioses se rieran de ellos. CONCLUSIÓN Hemos visto que el personaje de Prometeo y su devenir por la literatura occidental han dado para las más variopintas interpretaciones. A lo largo de este trabajo, hemos intentado demostrar que incluso en el caso de su psicoanálisis las posibles interpretaciones se multiplican y se ramifican. No obstante, unos cuantos conceptos pueden ser entresacados de este análisis. Primeramente la asimilación del robo del fuego a la rebeldía intelectual de la humanidad. El propio nombre de nuestro héroe está relacionado con este progreso: el que prevé, el que ve lejos. En segundo lugar, concluimos que esta rebeldía puede ser equiparada con la tendencia natural a suplantar al padre al frente de nuestra propia vida y por ende, al frente de la sociedad. La vertiente intelectual de este “asalto” lo convierte en una lucha contra el maestro, más que contra el gobernante. Por último y enlazando con nuestra propuesta teórica, podemos extraer como enseñanza que la respuesta de los poderes establecidos (de Zeus) se corresponde con un intento de mantener las estructuras establecidas, luchando contra la ley natural que habrá de procurarles su decadencia; hemos llamado a este fenómeno el “complejo de Herodes” por la inveterada costumbre de este antiguo rey hebreo de matar a los primogénitos de su pueblo para salvaguardar su, sólo por él, preciado cuello. Bibliografía: Esquilo, (1998), Tragedias, Editorial Losada, Buenos Aires. Griffero, María Celina, (1977), “Introducción a la obra de Esquilo” en Las danaides, Editorial Albatros, Buenos Aires. Grimal, Pierre, (2004), Diccionario de mitos griegos, Fondo de Cultura Económica, Buenos Aires Hesíodo, (1995), Teogonía, Editorial Planeta-DeAgostini, S.A., Barcelona. ——, (1995), Los trabajos y los días, Editorial Planeta-DeAgostini, S.A., Barcelona. Jaeger, (1993), Werner, Paideia, Fondo de Cultura Económica, Buenos Aires. Lesky, Alvin, (1979), Historia de la literatura griega, Editorial Gredos, Madrid. Luciano de Samosata, (1988), Diálogos con los dioses, Clásicos Universales Planeta, Barcelona. ——, (1981), La tragedia griega, Editorial Gredos, Madrid. Murray, Gilbert, (1943), Esquilo, el creador de la tragedia, Espasa Calpe-Austral, Buenos Aires. Nietzsche, Fiedrich, (2003), El origen de la tragedia, Ediciones Andrómeda, Buenos Aires. Sechan, Lois, (1960), El mito de Prometeo, Editorial Eudeba, Buenos Aires.


Comments

Copyright © 2021 UPDOCS Inc.