Nelveg Metodo

April 29, 2018 | Author: Anonymous | Category: Documents
Report this link


Description

El programa de entrenamiento NELVEG (Nada En La Vida Es Gratis) es efectivo en una amplia gama de problemas de conducta canina. Demanda de atención El programa comienza eliminando la demanda de atención. Cuando tu perro se te acerca y hociquea tu mano esperando una caricia: ignóralo. No le digas "no". No lo apartes, haz como que no lo has notado. Tras esto,es posible que intente llamar tu atención con más energía, en este caso hay que mantener la postura de ignorarlo. Una vez que se de cuenta que esto ya no funciona, se detendrá. En una jauría, los perros con mayor jerarquía pueden pedir (demandar) atención de aquellos de menor jerarquía, y no al revés. Cuando le prestas atención a tu perro cuando él te lo pide, le estas diciendo que él tiene mayor jerarquía que tú en la jauría. Algunos perros sienten que su habilidad de demandar atención es la confirmación de que son los "alfa" de la jauría, y es cuando se vuelven más difíciles de manejar. Puede que tengan lo que se necesita para ser los "alfa" o no, pero el hecho de que no exista alguien en la jauría que sea claramente el líder es un problema aún mayor que si el perro asumiera el rol a tiempo completo. Los perros son más felices cuando el orden en la jauría es estable y la tensión se crea por la constante fluctuación en el liderazgo de la jauría Arranque de extinción Si yo te diera 200 € cada vez que aplaudes, lo harías bastante, si dejara de darte dinero, seguramente te acercarías a mi y aplaudirías más fuerte y hasta podrías llegar a gritar Eh! Estoy aplaudiendo quiero mis 200 €!!! Si yo no respondo nada, a la larga te vas a cansar y vas a dejar de aplaudir. Ese último intento ruidoso y más fuerte de lo habitual, se denomina arranque de extinción. Si cansada de tus aplausos y para que termines con el ruido yo te doy 200 € volvemos al principio y te quedas con la ventaja, o sea que lo fundamental es la constancia. Cuando tu perro aprende que los comportamientos que solían lograr tu atención ya no funcionan más, él lo intentará aún más y tendrá un arranque de extinción. Si le prestas atención durante ese momento tendrás que trabajar mucho más para revertir el proceso nuevamente. Decir "no" o apartarlo no es precisamente el tipo de atención que él está buscando, pero sigue siendo atención. Ignorarlo completamente es la forma que funcionará más rápido y mejor. Tener el poder Como dueño, tú tienes el control de todas las cosas que son geniales para tu perro. Controlas todos los recursos: juegos, comida, paseos, entrar y salir de la casa, ir al parque… Todo lo que tu perro quiere proviene de vtí. Si él ha estado recibiendo estas cosas de forma gratuita, no tendrá ningún incentivo para respetar tu liderazgo o tu propiedad. Un perro tímido se sentirá estresado por esta situación y un perro más dominante será de difícil de manejar. Ambos prefieren que seas tú quien se haga cargo. Algo a cambio de algo Para implementar el programa NELVEG sólo tienes que hacer que tu perro se gane el uso de tus recursos. ¿Tiene hambre? No hay problema, tan solo tiene que sentarse antes de que su plato de comida se coloque sobre el suelo. ¿Quiere jugar a la pelota? ¡Perfecto! Sólo tiene que echarse antes de que la tires. ¿Quiere salir a pasear? Entonces debe sentarse para que le puedas poner su correa, y tiene que sentarse también mientras se abre la puerta, hasta que escuche la palabra que significa adelante. No seas muy duro con él. El ya había aprendido que podía tomar todas las decisiones por sí solo. Haz valer estas nuevas reglas, pero ten presente que sólo está haciendo lo que se le enseñó a hacer, y que probablemente necesite algún tiempo para comprender las nuevas reglas. Cuando le des el alimento a tu perro, haz que se lo gane. Tu perro ¿duerme en tu cama? Enseñale que tiene que esperar a que tu le digas "OK" para subirse a la cama, y que se tiene que bajar cuando le ordenas "BAJATE". Enseñale un comando para que vaya a su cama, o a algún lugar en particular. Cuando llegue a su lugar y se eche, decile "QUEDATE", y luego dejalo ir con un premio. El que tenga un lugar propio es muy útil para cuando llegan invitados, o por cualquier motivo que necesites que el perro se mantenga fuera del camino por un tiempo. También le enseña que andar libremente por la casa es un recurso que también está bajo tu control. Atención y juego Ahora que tu perro ya no es quien está al mando, tú tendrás que hacer un esfuerzo adicional para darle la atención y el juego que necesita. Llamalo, haz que se siente y luego dale tanta atención como quieras. Haz que busque su juguete favorito y juega con él tanto tiempo como quieras. La diferencia es que ahora eres tú quien inicia la atención y comienza el juego. Lo que más necesita él es tiempo de calidad contigo. NELVEG no significa que tienes que restringir la cantidad de atención que le prestas a tu perro. El concepto NELVEG nos enseña acerca de quien inicia la atención y no acerca de la cantidad de atención. Llamá a tu perro cien veces al día para abrazarlo y besarlo si quieres. Puedes demandar su atención. Pero él ya no podrá demandar la tuya. Al cabo de uno o dos días, tu perro comenzará a verte de una forma completamente distinta, y estará ansioso por aprender más. Usa esta oportunidad para enseñarle nuevas cosas, como dar la vuelta, o enseñarle a reconocer sus juguetes por su nombre, u otros objetos de la casa. Si tu perro es tímido, verás que ahora está más relajado. Ya no hay motivos por lo que deba preocuparse. Ahora tiene fe completa en ti como su protector y guía. Si tienes un perro más dominante, él estará feliz por que la pelea por el liderazgo ha terminado. NO El No es una de las cosas más importantes que debe aprender tu perro. El No no es un castigo. El No es tu manera de decirle a tu perro que el comportamiento que está exhibiendo es inaceptable. Pero, ¿cómo debes decirle a tu perro que No? Hay una serie de reglas básicas para que tu perro aprenda el significado de la palabra No. Lo primero que debes saber es que hay un "No" para cada perro, tienés que encontrar el No que funciona para tu perro. Según el carácter de tu perro, tu No deberá ser más omenos enérgico. El No cumple la función de que tu perro se detenga inmediatamente. Debe sorprender, pero no asustar. Si tu perro "no te oye", deberás ser más enérgico. Si asustas a tu perro, debes ser más suave. El No ha de decirse una sola vez. "No!". Debes sonar serio y convincente. El tono de tu voz es lo más importante. Miralo lo más directa y fijamente posible a los ojos. También deberás encontrar el "punto justo" en tu mirada de acuerdo a tu perro. Una mirada muy fija puede causarle a tu perro mucho más miedo que el grito más enérgico. Jamás digas el nombre de tu perro en lugar del No. "Bobi Noooooo!!!" sólo causará que tu perro asocie su nombre con algo negativo (el No). Sólo di "No!". Él sabrá que se lo dices a él, pues lo estás mirando directamente. El No no sirve si no enseñas a tu perro la "moraleja", es decir, que le indiques qué es correcto. Recompensas Las recompensas deben ser eso: premios. El alimento balanceado no es un premio, es su comida habitual. Ejemplos de recompensa son: queso, pollo cocido, manzana, zanahoria, galletitas para perros, etc. Las recompensas deben ser fraccionadas en un tamaño pequeño. Lo importante es la cantidad de recompensas recibidas, no el tamaño de las mismas. Las felicitaciones, abrazos, y elogios, también son formas de recompensa, aunque éstas deben ser “aprendidas” por los perros (el apreciar el afecto del humano no es instintivo). Es bueno premiar con comida y elogiar / abrazar / etc. Otra forma más de recompensa son los juegos (dar el juguete favorito, por ejemplo) Los perros aprenden rápido, pero fijan su aprendizaje a través de la repetición y la consistencia: haz siempre lo mismo, hazlo siempre igual. No lo sobreprotejas ni premies el mal comportamiento. Si tu perro se asusta de algo, lo levantas, lo abrazas y le dices con voz dulce "bueno, tranquilo...", estarás premiando su miedo. Tu perro nunca tendrá la confianza necesaria en sí mismo. Igualmente, si haces callar a tu perro mientras le ladra a una persona o a otro perro con una actitud similar, tu perro está recibiendo el mensaje equivocado, ya que él siente que lo estás premiando por ser agresivo hacia la gente u otros perros. Perros que saltan sobre la gente Cuando tu perro salta sobre tí u otras personas, lo hace por felicidad, y para demostrar respeto a su "superior" lamiéndote la cara, o para .Existen varias formas para hacer que un perro deje de saltar sobre las personas, pero la mejor es utilizando el lenguaje del perro. Los perros adultos dan la espalda y se alejan de otros perros molestos. Entonces eso es lo que debemos hacer: cuando el perro se acerque te salte, debés darle la espalda (o al menos, un lado) inmediatamente. Pide a otras personas que ante esta situación hagan lo mismo. Tan pronto como veas que levanta sus patas delanteras del suelo, le das la espalda y empiezas a caminar tranquilamente en el sentido opuesto. No le hables, no hagas nada, excepto darle la espalda e ignorarlo. Es increíblemente efectivo y tras muy poco tiempo, si lo haces de forma consistente, los saltos disminuirán hasta desaparecer completamente. Esto se llama extinción: al no darle atención, el comportamiento simplemente desaparece. Es algo que el perro puede comprender con gran facilidad, dado que ellos mismos utilizan este recurso. Cuando notes que tu perro pierde interés por saltar, y esté con sus cuatro patas en el suelo, dale lo que buscaba: atención, caricias, juego. ¿Y si se excita y quiere saltar nuevamente? Simplemente vuelves a darle la espalda e ignorarlo. Y vuelves a esperar a que se calme para darle nuevamente tu atención. Empieza realizando este ejercicio sólo tu perro y tú. Con las personas a quienes por cualquier motivo no les puedas pedir que le den la espalda (por ejemplo, niños, ancianos, o personas con algún impedimento físico)deberás asegurarte que el perro no tenga la oportunidad de saltarl, manteniéndole con correa y lo suficientemente alejado de ellos. Sostenlo de forma calmada y sin tirar de la correa. El objetivo en este caso es, simplemente, anular la oportunidad de saltar. Qué es el apego El apego es el cariño o la atracción natural que tiene un perro por su manada, ya sea por uno o varios de sus dueños, por otros perros e incluso otros animales. Es un comportamiento normal en un animal de manada como el perro, mientras que es poco habitual en animales de naturalezas más independientes como los gatos. Fases del apego Los cachorros tienen que pasar por ciertas fases normales en este apego. Primero deben estar muy cercanos a su madre y a los otros miembros de su manada, porque son criaturas débiles y frágiles que necesitan mucha atención y muchos cuidados y estar separados de su grupo puede llevar a la muerte, pero después deben pasar por una fase de desapego - que es normal - en el que se vuelven un poco más independientes y que en la naturaleza les serviría para formar su nueva manada o poder actuar por sí solos sin necesidad de estar tan cercanos a su madre o compañeros. Siguen siendo un grupo, pero ya no deben estar todo el tiempo tan pegados a los otros miembros de la manada. En los perros mascota a veces ocurre que no se da correctamente esta fase de desapego, y se presenta el hiperapego, es decir, el perro está tan ligado a su dueño, que se convierte en un problema, porque no puede estar solo y no acepta separarse de su dueño ni un minutos.. Es importante que se practiquen ejercicios de desapego con el perro, ya que la dinámica de una manada humana es muy distinta a la de una canina: a diferencia de las manadas caninas, los miembros humanos de estas "manadas" nos vemos en la obligación de estudiar, trabajar, irnos de paseo y otras actividades que fuerzan al perro a permanecer solo durante períodos mucho más largos que lo que su naturaleza le permite. Entrenando el desapego Dejalo en una habitación, cierra la puerta y si no está llorando regresa a los pocos segundos. Anda cambiando de habitación y progresivamente (a lo largo de varios días o semanas) aumenta la cantidad de tiempo que lo dejas solo. Después practica lo mismo, pero saliendo de casa. Sal y vuelve a los pocos segundos. Si llora, grita, ladra o rasguña no tienes que volver, pues creerá que de esa manera logra que regreses y lo seguirá haciendo. Es importante que al comienzo regreses en poco tiempo, pues le enseña que cuando te vas, regresas. Gradualmente irás trabajando en aumentar los tiempos para no crear ansiedad. Cuando te vayas, prueba a dejarle cosas con qué entretenerse. Ten en cuenta que esto implica mucha paciencia y dedicación, pero que al final, valdrá la pena! Aquí estoy! Los perros son animales que aprenden con rapidez, formando hábitos encaminados a su beneficio y con más razón si alguno de éstos contribuye a llamar la atención de su dueño, ya sea de buena o de mala gana; no importa como, “la atención es la atención”. Da igual que le hables con delicadeza o que le grites con desesperación para que deje de ladrar, lo importante para tu perro es que de una u otra forma estás interactuando con él. Si tu perro ladra para llamar la atención, simplemente hay que enseñarle que sus acciones tendrán el efecto contrario. Cuando tu perro comience a ladrar, ignoralo y dale la espalda alejandote de él. Cuando se calle, aunque sea por un momento, acercate, pero sin mirarle o dirigirle la palabra; con el tiempo, aprenderá que los ladridos te alejan, y que el permanecer en silencio te acerca. Cuando guarde silencio por periodos de tiempo más largos, como de treinta segundos a un minuto, premialo ya sea con caricias o con comida. Este proceso debe repetirse diariamente hasta que la mala conducta haya desaparecido y el perro haya entendido que si se calla, su amo le “hará caso”. Me da miedo estar solo! Tu mascota también puede ladrar cuando se encuentra sola en casa, aburrida y estresada por largos periodos de tiempo. Los perros son animales sociales y la mayoría de las veces no pueden entender porqué los miembros de su familia se van dejándolos completamente solos. Como resultado, se dan los ladridos a causa del estrés o simplemente por aburrimiento. El único remedio para este mal es enseñarle a tu perro a tolerar la ausencia de sus dueños. Muchas personas cometen el error de pasar todo el tiempo con sus mascotas cuando se encuentran en casa, lo cual es contraproducente, ya que cuando el dueño tiene que salir, el perro siente que ha sido abandonado. Por esta razón es necesario que se intercalen periodos de juego, con periodos de aislamiento, lo que le ayudará a tolerar la soledad, sintiéndose más seguro cuando tú no estás en casa. Es muy importante nunca olvidar proveerlo de juguetes, ya que debemos ocuparlo en alguna actividad que le divierta y le ayude a pasar el tiempo. Guía general para un perro ruidoso No toques a tu perro cuando esté ladrando. Cualquier contacto o caricia que intentes hacerle en ese momento sólo servirá para reforzar la conducta de ladridos. Sólo toca a tu mascota cuando esté tranquilo y en silencio. Espera hasta que tu perro se tranquilice para darle lo que él quiere. Premia el silencio! Esta es la parte más importante para enseñar a tu perro a que esté callado. Es importante que premiemos a nuestros perros por buen comportamiento cada día de sus vidas. Cada vez que el perro está callado cuando normalmente ladraría, asegúrate de felicitarlo, darle unas palmaditas, o un premio. Los animales de jauría necesitan de su jauría y para bien o para mal, tú eres esa jauría! Hazle hacer mucho ejercicio. Antes de irte a trabajar, haz que tu perro corra con su pelota, su frisbee … La regla general es 20 minutos de ejercicio aeróbico, dos veces al día (obviamente si tu perro goza de buena salud) Recuerda que un perro cansado es un perro bueno, porque estará descansando y no ladrando o siendo destructivo. Dale un lugar seguro para estar. Si a tu perro lo molestan los vecinos, entonces construye un espacio seguro. Haz pausas. Antes de dejar solo a tu perro, no pases mucho tiempo con él, para que no se ponga excesivamente ansioso por quedarse solo. Deliberadamente ignóralo durante veinte a treinta minutos, al menos tres veces al día. Dale a tu perro algo para hacer mientras tú no estás. Si tu perro está ocupado mordiendo algo, es improbable que a la vez esté ladrando. Existen juguetes especiales que puedes rellenar con comida y que mantienen al perro entretenido por bastante tiempo, están diseñados para que sólo una pequeña cantidad de alimento salga de su interior.


Comments

Copyright © 2021 UPDOCS Inc.